La biometr√≠a y su apuesta por desplazar las contrase√Īas

  • Se calcula que una persona puede tener alrededor de 9.6 cuentas en redes sociales, sin contar sus credenciales para acceso a entidades bancarias, comercio electr√≥nico o servicios complementarios.
  • De acuerdo con un an√°lisis realizado por Hive Systems, las contrase√Īas con hasta seis d√≠gitos y compuestas √ļnicamente por n√ļmeros pueden ser descifradas al instante por un cibercriminal.

En el 2020 los usuarios en internet incrementaron un 7,3% seg√ļn un estudio de We Are Social y Hootsuite. El r√°pido crecimiento digital es consecuencia de un sinn√ļmero de factores que se resumen en nuevas oportunidades a trav√©s de la red; tr√°mites, adquisici√≥n de bienes y servicios, interacci√≥n social y muchos m√°s. Sin embargo, esta gran oferta de formatos trajo consigo nuevos retos que tiene que afrontar los navegantes digitales hoy en d√≠a; como por ejemplo tener sus contrase√Īas de una manera segura.

Se calcula que una persona puede tener alrededor de 9.6 cuentas en redes sociales, sin contar sus credenciales para acceso a entidades bancarias, comercio electr√≥nico o servicios complementarios. El n√ļmero de cuentas en diferentes plataformas se puede traducir bien sea en una gran cantidad de contrase√Īas por usuario; o el uso de la misma contrase√Īa en varios canales. Ninguno de los dos escenarios es el ideal, pues la primera opci√≥n resulta agobiante para el usuario y la segunda, se convierte en una amenaza de suplantaci√≥n de identidad.

Contrase√Īas alfanum√©ricas

Las contrase√Īas o conjunto de n√ļmeros y letras son la primera barrera de los factores de autenticaci√≥n; los cuales blindan de seguridad el sitio web o plataforma en el proceso de identificaci√≥n de las personas. Este conjunto de caracteres apela a lo que saben los usuarios. En un nivel m√°s alto de autenticaci√≥n est√° lo que tienen, donde toman protagonismo los dispositivos m√≥viles los cuales son el destino del OTP (o contrase√Īa de un solo uso, por sus siglas en ingl√©s). Por √ļltimo, el nivel de seguridad m√°s confiable dentro de los factores de autenticaci√≥n hace referencia; a elementos propios de una persona, o ‚Äúlo que son‚ÄĚ, como por ejemplo el uso de biometr√≠a facial o acceso a trav√©s del rostro.

‚ÄúLa autenticaci√≥n de los usuarios a trav√©s de su fisiolog√≠a para el acceso seguro a diferentes servicios digitales como bancarios; de salud o compras, es la oportunidad para reemplazar las tediosas contrase√Īas sensibles a ser hackeadas. En aplicaciones como SoyYo, las personas pueden autenticar su identidad con diferentes entidades a trav√©s de la biometr√≠a facial. Con una selfie es posible verificar que la persona que est√° detr√°s de la pantalla es qui√©n dice ser, sin necesidad de crear contrase√Īas de 8 caracteres o m√°s, o preguntas de seguridad f√°ciles de olvidar. ‚Äú‚Äď Afirma Santiago Aldana, CEO de SoyYo.

De acuerdo con un an√°lisis realizado por Hive Systems, las contrase√Īas con hasta seis d√≠gitos y compuestas √ļnicamente por n√ļmeros; pueden ser descifradas al instante por un cibercriminal, lo que demuestra la fragilidad de este tipo de accesos. Cuando los usuarios per se son la √ļnica llave de ingreso para los servicios online, se disminuyen considerablemente los riesgos de suplantaci√≥n y la autenticaci√≥n se reduce a la toma de una selfie.

Seguridad de los datos

Bien sea un proceso sencillo, el uso de información biométrica es un tema sensible que se debe abordar con responsabilidad. Los aplicativos que cuenten con este factor de autenticación deben proveer un sistema robusto de seguridad y privacidad. En SoyYo los datos biométricos de los usuarios son cifrados a través de técnicas criptográficas, esta información; se encuentra sólo a disposición del titular: ni la aplicación ni las entidades con las que tramitan tienen acceso a ellos.

Por otra parte, para asegurar que la autenticación a través del rostro sea completamente segura, SoyYo implementa una plantilla biométrica a través de un algoritmo robusto y características específicas de los rasgos físicos. Así, el cruce de datos de dicha plantilla con la selfie del usuario puede confirmar que quien está detrás de la pantalla es quién dice ser.

Las tecnolog√≠as de vanguardia y los nuevos m√©todos de autenticaci√≥n de f√°cil uso pueden reemplazar de manera segura las viejas contrase√Īas. Cuando el rostro es la llave de ingreso al mundo digital, los colombianos acceden sin fricci√≥n a nuevos tr√°mites, pero sobre todo con la tranquilidad de hacerlo de manera privada y segura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: