A medida que el mundo se vuelve digital, los centros de datos que hacen que la nube funcione buscan fuentes de energía renovable

Dos cambios importantes en la sociedad ocurren al mismo tiempo: la digitalización de casi todo, en lo que algunos llaman la cuarta revolución industrial, y un movimiento hacia la energía renovable impulsado por la crisis climática y otros eventos mundiales.

En la confluencia de estos movimientos hay miles de centros de datos que funcionan las 24 horas del día para admitir una amplia gama de servicios críticos.

Cuando las personas se refieren a la nube, en realidad se refieren a los datos de los centros de datos. Estos son lugares reales, sobre el terreno: edificios que albergan bancos de unidades de procesamiento de computadoras, que zumban con nuestro trabajo, nuestra investigación, nuestro juego, las historias de nuestras vidas y los mapas de ruta hacia nuestro futuro.

Si bien el uso de los centros de datos de energía representa alrededor del 1% de toda la electricidad consumida a nivel mundial, la influencia que han tenido en el cambio a fuentes de energía renovables y sostenibles es desproporcionadamente grande. Parte del impacto ha sido directo y tangible, y parte es indirecto y más difícil de medir.

‚ÄúEl uso de energ√≠a por parte de las principales empresas tecnol√≥gicas es relativamente menor en comparaci√≥n con su huella econ√≥mica, financiera e incluso social‚ÄĚ, escriben George Kamiya y Laszlo Varro en un an√°lisis de la Agencia Internacional de Energ√≠a. ‚ÄúSin embargo, es justo debido a esa enorme huella financiera, combinada con su enorme influencia cultural y cient√≠fica, que estas empresas tienen un papel potencialmente tan importante que desempe√Īar para enfrentar el desaf√≠o clim√°tico‚ÄĚ.

mejor efectividad con el uso de energía renovable

Una de las formas m√°s visibles en que estas empresas han tenido un impacto en los mercados de energ√≠a renovable es a trav√©s de acuerdos de compra de energ√≠a o PPA. Con un PPA, una empresa acepta comprar energ√≠a renovable de un proyecto que a√ļn no est√° en l√≠nea durante un per√≠odo determinado a un precio fijo, por lo general entre una d√©cada y 20 a√Īos.

Esta garantía de ingresos estables para un nuevo proyecto ha sido una fuerza en la expansión del mercado de energía renovable, dice Kyle Harrison, jefe de investigación de sustentabilidad en BloombergNEF.

‚ÄúEn espec√≠fico, la demanda corporativa ha sido un catalizador masivo para las construcciones de energ√≠a limpia en todo el mundo‚ÄĚ, dice. ‚ÄúCuando piensas en tecnolog√≠a, a pesar de que Microsoft y algunas de estas otras compa√Ī√≠as usan energ√≠a renovable, necesitar√°n firmar m√°s acuerdos para mantener sus objetivos‚ÄĚ porque la demanda crece muy r√°pido.

Microsoft, por ejemplo, fue el segundo comprador corporativo m√°s grande de energ√≠a renovable a trav√©s de PPA en 2021. Comprar a trav√©s de PPA que hacen un compromiso a largo plazo ayuda a recaudar el financiamiento que se necesita para poner en l√≠nea la nueva generaci√≥n de electricidad. Muchos de esos acuerdos est√°n en Europa, incluidos Irlanda, Dinamarca, Suecia y Espa√Īa. En total, Microsoft ha firmado PPA que contribuir√°n a poner en l√≠nea m√°s de 10 gigavatios de nueva capacidad de energ√≠a renovable.

Mejor respaldo energético

El 23 de noviembre de 2022, la compa√Ī√≠a anunci√≥ PPA en Irlanda por m√°s de 900 megavatios de nueva capacidad de electricidad renovable. Hay mil megavatios en un gigavatio. Microsoft pronostica que para 2025, sus centros de datos en Irlanda estar√°n respaldados al 100% por energ√≠a renovable de nuevos proyectos respaldados por PPA.

A medida que Microsoft expandió sus centros de datos para satisfacer la demanda de los clientes, también duplicó sus compromisos para reducir el consumo de carbono y ayudar a resolver el problema más amplio del cambio climático, dice Brian Janous, gerente general de energía de Microsoft. Esos compromisos se demuestran a través de todo, desde grandes compras de energía renovable hasta innovación y colaboración, así como la promoción de políticas que respaldan un camino sustentable hacia adelante.

‚ÄúEs importante que nos apoyemos con nuestra voz para ayudar a influir en c√≥mo evolucionan las pol√≠ticas que apoyan la descarbonizaci√≥n r√°pida‚ÄĚ, dice.

Harrison de BloombergNEF tambi√©n dijo que es importante que empresas como Microsoft est√©n activas en la b√ļsqueda de pol√≠ticas que favorezcan la energ√≠a limpia.

‚ÄúHacer presi√≥n con las empresas de servicios p√ļblicos y trabajar con los reguladores para abrir m√°s acceso a la compra de energ√≠a limpia es un papel importante que Microsoft y otras empresas desempe√Īan en la actualidad‚ÄĚ, dice.

100% de energía renovable

La defensa de Microsoft por la energía limpia comienza desde dentro. Para 2025, Microsoft cambiará al 100% del suministro de energía renovable, lo que significa que la empresa tendrá PPA para energía verde contratados por el 100% de la electricidad que emite carbono consumida por todos sus centros de datos, edificios y campus.

Para 2030, Microsoft tendr√° el 100% de su consumo de electricidad, el 100% del tiempo, acompa√Īado de compras de energ√≠a sin emisiones de carbono. Y finalmente para 2050, Microsoft se ha comprometido a eliminar del medioambiente todo el carbono que la empresa ha emitido, ya sea de manera directa o por consumo el√©ctrico desde su fundaci√≥n en 1975. Los centros de datos pueden contribuir a alcanzar estos objetivos.

Adem√°s, la capacidad de garantizar que la nube satisfaga las necesidades de Europa y sirva a los valores de Europa es una parte fundamental de un nuevo conjunto de Principios europeos de la nube que el vicepresidente y presidente de Microsoft, Brad Smith, anunci√≥ en mayo del a√Īo pasado, luego de conversaciones con varios socios europeos.

Apoyo al mercado de las energías renovables

Con el uso de enfoques innovadores, Microsoft ha demostrado cómo los centros de datos pueden conservar energía, reducir las emisiones e incluso devolver energía a la red.

En Finlandia, el calor residual de dos nuevos centros de datos contribuirá al sistema de calefacción urbana que proporciona calor a más de 250 mil personas en invierno. La región del centro de datos de Microsoft en Suecia usa agua de lluvia y aire exterior para enfriar los servidores, mientras usa el calor que producen para mantener calientes las áreas de trabajo de los empleados. También en Suecia, Microsoft prueba baterías para reemplazar los generadores diésel como sistemas de respaldo.

Los centros de datos de Microsoft en Irlanda usan bater√≠as para mantener un suministro de energ√≠a ininterrumpido. En una colaboraci√≥n entre Microsoft y Enel X, esas bater√≠as pueden proporcionar servicios de red a trav√©s de una interacci√≥n instant√°nea con la red el√©ctrica. En los d√≠as en que la producci√≥n de energ√≠a e√≥lica o solar fluct√ļa, las bater√≠as de respaldo de Microsoft se pueden usar para ayudar a mantener un flujo constante de energ√≠a para alimentar a los clientes.

Menor uso de combustibles fósiles

Eso significa que las plantas de energía que queman combustibles fósiles se necesitarán con menos frecuencia para mantener una energía constante, lo que reduce las emisiones y los costos de combustible.

‚ÄúLo mejor del proyecto en Irlanda fue que esas bater√≠as ya estaban all√≠‚ÄĚ, dice Janous de Microsoft. ‚Äú¬ŅLo que se requer√≠a era proporcionar esa capa digital de inteligencia para determinar qu√© necesita la red para ayudar a equilibrar la frecuencia en el sistema?

‚ÄúEsos activos, que son ubicuos en los centros de datos, est√°n en todo el mundo. Y esto crea una gran oportunidad para poder ver el centro de datos como algo m√°s que un consumidor de energ√≠a, sino tambi√©n como un productor y un socio de los operadores de la red para mejorar la confiabilidad y, en √ļltima instancia, la transici√≥n energ√©tica de la que hablamos‚ÄĚ.

Mirar hacia el futuro

Es el ¬ętrabajo en digitalizaci√≥n, inteligencia artificial y sistemas de informaci√≥n¬Ľ de las empresas de tecnolog√≠a lo que podr√≠a cambiar las reglas del juego en la creaci√≥n de sistemas de energ√≠a m√°s inteligentes y flexibles necesarios para llegar a cero emisiones netas, escriben Kamiya y Varro en el an√°lisis de la IEA.

Harrison de BloombergNEF tambi√©n cit√≥ el potencial para el desarrollo de herramientas digitales para ayudar a los operadores de la red a cambiar las cargas durante los per√≠odos de alta demanda. √Čl dice que el Internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (AI) podr√≠an ayudar a crear eficiencia energ√©tica en una variedad de formas.

La IA se puede utilizar para todo, desde solucionar problemas de la cadena de suministro hasta crear pronósticos meteorológicos locales más precisos y ayudar a los proveedores a encontrar formas de capturar más energía.

Si bien la IA y el aprendizaje autom√°tico se sumar√°n a la demanda de c√≥mputo en la nube, Janous se√Īala que es probable que esas herramientas avanzadas tambi√©n sean esenciales para resolver algunos de los problemas m√°s grandes que enfrentamos.

‚ÄúLas transiciones energ√©ticas son, a nivel hist√≥rico, muy lentas porque involucran cantidades masivas de infraestructura‚ÄĚ, dice. ‚ÄúNecesitamos alianzas estrechas con operadores de redes y compa√Ī√≠as de energ√≠a en Europa para ayudarlos a descubrir cu√°les son las formas m√°s eficientes y r√°pidas de acelerar esta transici√≥n‚ÄĚ hacia fuentes de energ√≠a renovable.

‚ÄúNecesitamos las herramientas digitales que brindan los centros de datos para acelerar esa transici√≥n‚ÄĚ.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: